Junio 3, 2016

Ideario

ideario

Un buen profesional debe comprobar que ofrece la máxima calidad posible en toda clase de intervención. Esto lo logramos mediante una valoración objetiva de los resultados que obtenemos.

Aseguramos el mantenimiento y mejora de nuestra calidad profesional mediante:

  • Una actitud permanente de búsqueda de soluciones nuevas o mejores para los distintos tipos de problemas.
  • La incorporación de instrumentos y métodos de trabajo que se hayan demostrado eficaces.
  • Un sistema de evaluación de nuestros resultados, que permite detectar rápidamente lo que constituye una “buena solución a un problema”.

Los profesionales debemos investigar y poner a prueba nuevos métodos y estrategias. La innovación es el factor que hace posible el desarrollo de la Ciencia y, consecuentemente, la mejora del bienestar de los individuos.

Los recursos disponibles siempre son mejorables. Los servicios que presta cada profesional se benefician de los nuevos conocimientos que éste adquiere. Por ello, tratamos de hacer todo lo posible para comunicar y difundir entre todos, lo que investigamos y aprendemos.

Los profesionales de las Ciencias de la Conducta debemos facilitar el acceso a nuestros conocimientos y recursos a todos quienes pueden contribuir a la mejora del bienestar de las personas: profesores, médicos, profesionales de enfermería, directivos de empresa, trabajadores sociales, grupos políticos, …

Los profesionales de las Ciencias de la Conducta siempre pueden realizar aportaciones valiosas en cualquier área donde tengan lugar interacciones personales.

Como profesionales, debemos dotarnos de un modelo conceptual que nos permita llevar a cabo una intervención eficaz, cualquiera que sea nuestro ámbito de actuación.

Nuestro lema, desde 1983: “Un Compromiso de Calidad”